Además de con la familia anfitriona y el colegio, los estudiantes están en contacto diario con los monitores españoles que les ayudan en todo lo necesario y están a su entera disposición las 24 horas del día.

Los monitores de cada uno de los cursos son conocidos por los padres y estudiantes dos o tres semanas antes de la partida durante la reunión final que tiene lugar con todos los participantes.

Claves de éxito